Go Ushuaia

Turismo en Tierra del Fuego

Organización y comunidad de los Yámana

Ingresado por GO Ushuaia el 06 ago 2012 | Comentarios, Ushuaia

Cabe destacar que la organización principal de los yámana era la familia, sin desarrollarse una “entidad superior” que los coordinara o tuviera poder sobre ellos. Los adultos no aceptaban recibir órdenes de nadie, no había gobierno, jefes o estatus social. Si existía el núcleo entre los que recorrían la misma zona de la costa en la actual ciudad de Ushuaia.

Creencias y conflictos entre los yámana

Los yekamushes, si bien no poseían autoridad efectiva, gozaban de prestigio e influencia. Oficiaban de chamanes, curanderos y hechiceros. Para llegar a ser un yekamush no tenían que hacer mucho, ya que la mayoría de los adultos varones lo eran o decían que lo eran.

En cuánto a la moral, los yámana eran “utilitarios”, es decir que se abstenían a comportamientos negativos por temor a las represalias, no porque sean conscientes del mal. Cuando no existía temor a ser castigado, mentían y hurtaban sin remordimientos. Protagonizaban muchas habladurías maliciosas, que podían generar situaciones violentas.

No había guerras o conflictos mayores entre los yámana pero se quejaban de tener que padecer molestias y rapiñas por parte de las comunidades del este y del oeste. Sin embargo, había regiones de contacto donde se establecían casamientos mixtos y pactos de convivencia.

En cuánto a los rituales, respetaban muchas según el momento de su vida, pero no tenían sacerdotes ni imágenes de culto. Si creían en un Dios único, aunque esto sigue siendo motivo de investigación. Pero si temían a espíritus, como ser el del mar, el de los árboles o el de las rocas. Además, creían que los hermanos Yoalox eran héroes civilizadores y que en el bosque vivían los hanush, espíritus de hombres salvajes.

Propiedad familiar y bienes de los yámana

Si bien se ha dicho que los yámana tenían una comunidad de bienes, hay varias pruebas que indican que la propiedad individual o familiar sobre bienes era importante. Estos objetos eran canoas, líneas de pesca, adornos, perros, etc. Cuando una persona moría, se destruía todo lo que tenía, además de cumplir con tradiciones variadas (no decir el nombre del fallecido, no pasar por el sitio donde se había producido el decceso, etc).

La propiedad individual se extendía a los elementos naturales sólo cuando alguien se apropiaba de ellos. Los productos para la caza, la pesca o la recolección se compartían entre parientes o vecinos. Existía el trueque pero no un sistema de comercio, así como tampoco intercambios con habitantes lejanos.

yamana

Todavía no hay comentarios? Deja el tuyo ahora!

Deja un comentario


¡Arme el viaje a su medida!

02901-1561-2142 - 0054-9-2901-61-2142
(del exterior)
InfodeUshuaia
infodeushuaia@gmail.com
admin@infodeushuaia.com